miércoles, 7 de marzo de 2012

GERNIKA (Guernica)


Este escrito es consecuencia de una época vivida, es un relato que engloba distintas partes en la que se entremezclan opinión y experiencias vividas y, como tal, mi relato en la parte memorística es, subjetivo, pero forma parte de mi ADN. En cuanto a los datos que expongo he procurado ser lo más fiel a los hechos históricos aunque posiblemente, como todo observador, expreso mi modo de pensar y de sentir desde un lado de la contienda, por tanto y en conciencia, me he colocado al lado de las víctimas. Es la percepción de mi memoria dispersa en la que se entremezclan recuerdos que yo tengo de una época vivida en Euskadi y, en concreto en la villa de Guernica, con unos hechos trágicos vividos por personas amigas y, también, por algunos de sus familiares en aquellas fechas, ya lejanas, del año 1937.

LLEGADA A GERNIKA (Guernica)
Mi experiencia personal de los años que viví en Euskadi.

EL ÁRBOL DE GERNIKA
El árbol de las libertades vascas.

NEGURI, un barrio exclusivo
Una sociedad elitista ubicada en el barrio residencial de Neguri.

BOMBARDEO DE GERNIKA
Hechos históricos.

PICASSO: EL GERNIKA
Razones éticas de una pintura y simbolismos.









Esta historia se inicia hace muchos años coincidiendo también con tiempos de crisis, tiempos de mudanza. Después de una experiencia en una gran fábrica como diseñador de artículos de puericultura en la que producíamos parques infantiles, andadores, juguetes y, sobre todo, cochecitos y sillitas para bebés, me independicé. Junto con unos amigos armamos una pequeña industria, una nueva fábrica en la que producíamos los mismos artículos para bebé. Mi trabajo era totalmente creativo y, poco a poco, fuimos presentando nuestros fabricados a nuestros clientes. Nuestros productos fueron bien acogidos y, al cabo de poco tiempo, consolidamos nuestra marca con la plena aceptación en el mercado. Pero la liquidez financiera era escasa y no nos permitía desarrollar las necesidades de producción que el mercado demandaba. Tres años después nos tropezamos, como primera experiencia, con una crisis financiera en la que los bancos restringieron el crédito y empezamos a cuestionarnos sí en vez de ser cabeza de ratón, ser cola de león, ya que habíamos recibido una propuesta de integrarnos en un proyecto y levantar una nueva fábrica en Euskadi.

La propuesta consistía en una absorción de nuestro negocio y de dos firmas más, dos españolas y una francesa, con el propósito de construir una nueva sociedad que multiplicase el capital por diez e instalar una gran fábrica y una red comercial distribuidora de artículos de puericultura. Estas pequeñas sociedades, incluida la mía, sería absorbida por esta nueva empresa que, crecería al amparo y a la sombra del Banco Urquijo, sito en Bilbao con el nombre de Hispano Francesa de Puericultura, S.A, (HISFAPSA). En la misma sede del banco tendríamos nuestro domicilio fiscal y la fábrica estaría ubicada en Guernica. Por aquellas fechas el Banco Urquijo era únicamente un banco financiero sin ventanilla de cara al público. Sólo en Cataluña, formaba parte del accionariado, con diversos grados de participación, en un centenar de sociedades.

Dicen que los catalanes somos muy reacios a dejar nuestra tierra y, eso de empezar casi una nueva vida en otro país, fue una decisión difícil y con el escaso convencimiento de éxito porque veía en el proyecto propuesto muchas inseguridades, algunas de ellas porque cuestionaba la trayectoria profesional y empresarial de los socios que la impulsaban. Al final decidí que no tenía otra salida que afrontar el futuro por incomodo e inseguro que fuera y trasladarme junto con mi parte de negocio a Euskadi. Quedarse en Barcelona implicaba abandonar mi parte de negocio con la certidumbre de que, de no trasladarme, iba a perderlo todo y, eso representaba quedarme sin negocio y sin trabajo.



Primeramente llegué a la ciudad de Bilbao en la que estuve casi medio año hospedado en un hotel y desplazándome a Guernica a diario. Cada quince días bajaba a Barcelona en mi Seat 600, visto con los ojos ahora, un viaje casi imposible que sólo la juventud podía hacer mover coche y conductor en un viaje, de ida y vuelta, sin autopistas de mil quinientos kilómetros. Al cabo de seis meses encontré casa en Busturia una casa cercana a mi trabajo en Guernica. Una magnífica torre al pie de carretera con un jardín espléndido, lleno de árboles y flores. Un verdadero hallazgo que permitió que se trasladaran a Guernica mi mujer y mi hijo de tres años.


Llegué a Guernica a regañadientes, tener que abandonar Barcelona me fastidiaba, pero las circunstancias laborales mandaban y, aunque las perspectivas aparentes eran buenas, mi disposición a ir a una nueva ciudad no lo eran, me costó muchísimo aceptarla. Mi llegada a Euskadi coincidió con un día importante para Guernica, ese día se celebraba el VI Centenario de la fundación de la villa de Gernika y Lumo, fundada en 1366. 

Tengo que reconocer que ese viaje a Euskadi adquirí muchas experiencias y vivencias enriquecedoras. Tuve la suerte de rodearme de verdaderos gourmets, con ellos comí por primera vez el exquisito changurro (centollo) y, como se debía cocinarlo para degustarlo con todo su sabor. Las carnes y, sobretodo, a conocer y a degustar los mariscos y el pescado. Las técnicas de pesca tienen una influencia decisiva en la calidad del producto que llega a la mesa. En el caso de la merluza fresca, las diferencias pueden ser sencillamente abismales, según se trate de merluza pescada con arrastre al cerco, con palangre o con pincho-caña.


En la pesca la técnica utilizada con pincho-caña es, a distancia de las otras, la que mejor asegura la excelencia del pescado. Recuerdo que muchas tardes nos acercábamos al puerto de Bermeo a comprar el pescado que traían las barcas de pesca. Tengo en la memoria —creo que jamás lo olvidaré— el ruido del corte de una merluza pescada con pincho-caña, el corte sobre la dura carne hace un ruido especial un crec-crec difícil de explicar pero que es el sonido del pescado recién pescado. Comerlo es algo sublime! Esta modalidad de pesca presenta un grave inconveniente: se pesca poco y, por tanto, es muy caro. A cambio, aporta una considerable ventaja: lo que se pesca es extraordinariamente bueno. Al sacar del agua al pez así que ha picado el cebo, su carne no sufre el más mínimo daño.

De la misma forma que tengo gratos recuerdos también algunos para olvidar, pero que me han servido de enseñanza y, otras en cambio, extraordinariamente positivas a nivel personal y humano. Conocí el mundo de los negocios por dentro. Los consejos de administración de HISFAPSA, se realizaban en la misma sala de juntas del banco. Un salón con una mesa de juntas impresionante compartiendo, el trabajo de los consejos, con compañeros que, en realidad, eran personajes relevantes: Ignacio de Satrústegui Aznar y Pedro Gandarias integrantes de una élite dirigente vizcaína todos residentes en el exclusivo barrio residencial de Neguri (Getxo).  Compartir negocios con gente de Neguri significaba rodearse de una élite con las fortunas más importantes de Bilbao.

También a gente extraordinaria, que vivió el bombardeo de Guernika, que me explicaron sus vivencias, su historia y sus anhelos patrióticos. También me sirvió para darme cuenta de una realidad escondida por los medios de comunicación de la época. Mi primera sorpresa y desconocimiento me la dio un compañero de la fábrica cuando llegando al viernes me dijo:

—¿Te vienes a patear vascos?

—Perdón, ¿qué es eso de patear vascos?

—Bien, por la noche vamos a la calles del barrio viejo, por la calle de las Cortes a localizar vascos separatistas para patearlos!

Esa conversación me puso en evidencia que el poder franquista manejaba una situación dominante que excedía los límites de la legalidad y que, desde distintos comportamientos de aquellos que sin ser vascos, sus trabajos les habían destinado en Guernica, consideraban que su actitud prepotente con respecto a unas ideas que no compartían, les daba derecho a combatirlas  abiertamente. Supongo porque se sentían respaldados y a cubierto de responsabilidades. Fue como el bautismo de una realidad jamás imaginada.

Después de la guerra Franco había declarado a Bizkaia y Gipuzkoa provincias traidoras. Guerra que había costado más de 50.000 muertos y 200.000 exiliados vascos. Dando comienzo a una etapa en la que la población vascoparlante durante cuarenta años vivió sometida a la prohibición de su lengua, de su cultura y de la enseñanza en lengua vasca en las ikastolas (escuelas en las que se imparten las materias en euskara). La realidad fue que condenaron al analfabetismo de su lengua materna a toda la población euskaldun (vascoparlante), que deberá aprender y vivir rápidamente, en una lengua y una cultura castellanas.


Poco a poco, fui conociendo y viendo como eran tratados la gente que por el simple hecho de poner un lazo verde en la bandera del club de futbol Athletic, en el campo de San Mamés, la policía repartía porrazos indiscriminadamente contra las personas que estaban alrededor de quien sostenía esa bandera de los colores del Athletic. Después me explicaron que los colores verde, blanco y rojo, son los colores de la Ikurriña, la bandera de Euskadi. Vi como por tocar el chistu (flauta de pico) un grupo de muchachos era aporreados y detenidos por la policía, cualquier manifestación folklórica era severamente castigada por un tipo de autoridades en que más que castigar delitos, castigaban a un pueblo por ser como eran.

Pude comprobar como el nacionalismo vasco estaba en grandes capas de la sociedad, tanto acomodada como humilde, en la época de la dictadura franquista todo lo que tenía origen vasco estaba prohibido. Para la población de las ciudades vascas, al ser castellano parlante, el franquismo, significó la pérdida de las libertades como en Cataluña y el resto de España. Mientras que para la población de los pueblos que, mayoritariamente habla el vasco, además de la pérdida de las libertades, significó también un ataque a su identidad. El franquismo obligó a la población vascoparlante a tener que elegir entre lo suyo y lo español. A tener que renegar de lo vasco. El ser vasco y el ser español para los vascoparlantes se convirtió en algo antagónico y la mayoría eligió ser vasco. De esta forma el nacionalismo y el independentismo arraigaron en la sociedad vasca y surgió un fuerte anti-españolismo.

La instalación de la fábrica en Guernica fue caótica. El Banco Urquijo mantenía desde hacía años un conglomerado de empresas en la que todas mantenían un nexo común, todas habían fracasado. Desde la fabricación de baterías de cocina, a cubas cisternas en fibra de vidrio para instalarlas en camiones para el transporte de líquidos. Cuando realizaron el primer encargo y terminaron de construir la primera cuba/cisterna de 25 mil litros se dieron cuenta de que no salía por la puerta…

La suscripción de capital por parte de accionistas amigos del entramado del Urquijo fue también espectacularmente caótico. Fueron tantas las aportaciones de capital de ese “entramado” que tuvieron que cerrar las aportaciones de capital, dejando fuera a un montón de posibles accionistas… era tan grande la confianza que despertaban los negocios del Urquijo que la disposición a invertir eran valor seguro, —sus negocios nunca fracasaban—, nunca quebraban sino que cambiaban de denominación, de orientación y hasta de mercado. La suscripción de capital se cerró cuando llegaron a los 30 millones de pesetas rechazando a todos aquellos que, a toda costa, querían participar del negocio. Hubo enfados épicos. Mi participación era, con la aportación del capital de mi negocio, 100 mil pesetas. Para saber a cuántos euros del año 2000 estamos hablando, valorando las cantidades con la transformación de lo que representa al poder adquisitivo actual, estamos hablando de un capital de 42 millones de euros (30 millones pesetas) y mi aportación, 140 mil euros (100 mil pesetas).


El Árbol de Guernica (en euskera, Gernikako Arbola) es un roble situado delante de la Casa de Juntas en Guernica y Luno. Este árbol simboliza las libertades tradicionales de Vizcaya y la de los vizcaínos, y por extensión la de todos los vascos y preside la Casa de Juntas. 


Árbol de Guernica y Casa de Juntas

El actual roble –Árbol de Guernika— es el heredero del “Árbol padre” del Siglo XV hasta 1742, sustituido por el Árbol Viejo (1742-1860) El actual, preside la Casa de Juntas desde el año 2005.


Antiguamente el Señor de Vizcaya juraba respetar las libertades vizcaínas (los Fueros de Vizcaya) bajo este roble. Cuando el Señorío se integró en el Reino de Castilla, el título de Señor de Vizcaya pasó a transmitirse junto con el de Rey de Castilla, y posteriormente el de España. En la actualidad es el lugar en el que el moderno Lendakari del País Vasco promete o jura cumplir con su cargo.

  
Neguri (Getxo) es un barrio a 14 km de Bilbao, un barrio exclusivo, una zona residencial de lujo proyectada a imagen de las ciudades/jardín inglesas en la más pura tradición anglófila. Inglaterra proyecta, en la alta sociedad vasca, una gran influencia en la que el nivel de imitación del estilo y sobriedad anglosajón es abrumador. Neguri es una ciudadela, un remanso de tranquilidad dentro del industrioso Bilbao con mansiones a pie de mar que compiten con palacetes de principios del Siglo XX. El precio por metro cuadrado es uno de los más caros de España, en estadísticas del 2006, rondaba los 7000 euros m2.


Apellidos como Ybarra (Eléctricas), Pedro Gandarias (Altos Hornos), Ignacio Satrústegui (Presidente Banco Urquijo), Churruca y Zubiria (Navieras), De la Sota (Fundador Astilleros Euskalduna), José Lipperheide (Sefanitro, Petronor), Cosme Delclaux, etcétera. Neguri fue la zona donde siempre se asentó el poder económico más influyente del País Vasco, aunque quizá ahora, comparado con la época que yo lo conocí, haya perdido peso específico consecuencia de la transformación industrial.

El poderío de los residentes en el exclusivo barrio residencial de Neguri surge en la década de 1920. Sus habitantes brillaron como nadie, financieros e inversores en minas, siderurgia, navieras, bienes de equipo y finanzas. En los años 30, las familias de Neguri controlaban las tres cuartas partes del acero y la mitad del hierro que se producían en España. Además de una buena parte de la producción eléctrica por medio de Iberduero (hoy Iberdrola) y Sevillana de Electricidad, compañías presididas por Íñigo de Oriol y los Ybarra.


Por esa década cuatro personas apellidados Ybarra ocupaban 46 puestos en los consejos de administración de las principales empresas españoles, tales como Altos Hornos de Vizcaya, S. E. Construcción Naval, Cia. Marítima del Nervión, Sdad. Española Minas del Rif, Cia. Caminos de Hierro del Norte de España, Hidroeléctrica Española, Babcock & Wilcox y Banco de Vizcaya, Banco Urquijo. Según el historiador británico Raymond Carr, "los hombres realmente ricos de España a partir de esa década eran vascos". Y casi todos ellos pertenecían al Clan Neguri. El club social de Neguri fue siempre elitista y exclusivo. La admisión de un nuevo socio estaba sometido a la votación secreta de los socios, una bola negra, impedía formar parte del club.


Tuve la suerte de compartir varios almuerzos con Ignacio Satrústegui en Neguri. Reconozco que muchos de los financieros que conocí son unos gourmets consumados, gracias a ellos aprendí a degustar y a saborear el marisco y el pescado en los meses que se deben comer y cómo se deben pescar y cocinar. La mayoría de entidades importantes tienen comedor reservado para los negocios. Son salones confortables donde abundan las maderas nobles y las mejores y exquisitas viandas preparadas por manos expertas que han hecho que la cocina vasca sea tan valorada y esté en los primeros lugares de la cultura gastronómica. Ignacio era una de las personas que yo califico como “encantador de serpientes” son personas de un alto nivel cultural y don de gentes que por su labia le hubiera comprado una enciclopedia… de esas que le faltan la mitad de páginas, pero que están, gracias a su estatus social, en las nubes de la realidad cotidiana. Era frecuente escucharle en una de esas comidas.

—Luis este va a ser un año importante, vamos a ganar mucho dinero, ya verás como vamos abriéndonos camino y a final de año tendremos beneficios…

—Me sabe mal contradecirte, Ignacio, pero no es posible conseguir ni tan siquiera un balance equilibrado. La inversión descomunal que estamos haciendo será una rémora que no nos dejará levantar cabeza. No es posible que, para atender a nuestra producción, invirtamos un 20 % del capital en unos baños electrolíticos que va a representar unos costes de amortización inasumibles.

Desgraciadamente, al final se demostró lo que yo predecía, un fracaso en toda regla, se hizo una quiebra —de esas que nunca se llevan los libros al juzgado— “una suspensión temporal de actividades” que costó a los proveedores unos 140 millones de euros (100 millones de pesetas), se arruinó a mucha gente. Lo que venía a demostrar tal como —la sabiduría popular catalana— dice: “el que vale, vale.. y el que no, para ministro! Ignacio Satrústegui no llegó nunca a ministro, le faltó muy poco, llegó a Director General de Política Financiera y Procurador de las Cortes franquistas.

Fui despedido por disolución o “suspensión temporal de actividad” de la sociedad Hispano Francesa de Puericultura, SA (HISFAPSA). (La frase de "suspensión temporal" sé que es una definición poco clara, pero ilustra una situación tan extravagante como la situación de la “separación matrimonial” de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, llamándola oficialmente una “suspensión temporal de convivencia”).


El amigo Ignacio Satrústegui quiso que firmara el vendí de mis acciones, —a cambio de nada—, cosa que no hice, las conservo todavía como el papel acreditativo de un proyecto de empresa fallido y que, al parecer, nunca se liquidó, ni existen rastros de haber existido, no existen libros al juzgado, ni cotizaciones en la Seguridad Social, no existe nada… uno ya duda sí en realidad vivió aquellos años. En compensación recibí de José Lipperheide una carta personal de recomendación a su amigo Jaime Ferri fabricante de muñecas FAMOSA. Que por supuesto no usé y que  conservó como testimonio de que mi aventura en Guernica sí existió, no fue un mal sueño…

Muchos años después el Banco Urquijo dejó de existir, en el año 2006 el Banco de Sabadell lo adquirió, dejando de operar todo su “entramado”. Por otro lado Neguri (Getxo) ha nombrado Ciudadanos de Honor a: Fernando Ybarra López-Dóriga, Antonio María de Oriol Urquijo e Ignacio Satrústegui Aznar. Con la unión en el año 1999 de los Bancos Bilbao, Vizcaya con Argentaria suponía la última gesta del Clan Neguri y el final del último reducto del poderío de la familias vascas.

El mismo día en que mi familia cogíamos mi coche para abandonar Guernica en dirección a mi casa de Barcelona, el grupo terrorista Euskadi Ta Askatasuna (ETA) asesinaba a Melitón Manzanas, jefe de la Brigada político-social de Guipúzcoa y colaborador de la Gestapo durante la II Guerra Mundial. En el año 2001, —a pesar de las protestas de numerosos sectores de la oposición— el gobierno de José María Aznar concedió, a título póstumo, a Melitón Manzanas la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo[1], en aplicación de la ley 32/1999. Años después ETA se cebaría extorsionando, secuestrando a personajes del Clan Neguri.

[1] No obstante, tras la concesión de esta medalla, en 2002 el Congreso, a iniciativa del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y con la única oposición del Partido Popular, realizó una reforma de la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo en su artículo cuarto expresando que: «en ningún caso podrán ser concedidas a quienes, en su trayectoria personal o profesional, hayan mostrado comportamientos contrarios a los valores representados en la Constitución y en la presente ley y a los derechos humanos reconocidos en los tratados internacionales».


El lunes 26 de abril de 1937 Guernika, la capital histórica de Euskadi, fue objeto de un cruel bombardeo por parte de la aviación alemana. El hecho ocurrió durante la Guerra Civil española, comenzada por los sublevados el 18 de Julio de 1936. 



Un ejército rebelde se alzó en armas contra el gobierno legalmente constituido de la República. Franco durante la guerra obtuvo abundante ayuda humana y material de la Italia fascista de Mussolini y de la Alemania nazi de Hitler.


Los bombarderos de la Legión Cóndor, de la Luftwaffe alemana se efectuaron bajo las órdenes Wolfram von Richthofen [2] como Jefe de Estado Mayor y del comandante Hugo Sperrle como responsable directo de la “operación Rügen”, el ataque aéreo sobre la villa de Gernika. La aviación alemana apareció en el cielo de Gernika el 26 de abril de 1937, era un día festivo como todos los lunes de mercado. (Subsiste actualmente el lunes de mercado festivo en Gernika). De inmediato transformó la ciudad en un símbolo eterno de la atrocidad de la guerra. Sin nada que pudiera presagiar un ataque, los habitantes de Gernika se dispusieron a asistir al mercado en la plaza, para efectuar las transacciones propias de un día de mercado.

[2] El Jefe de Estado Mayor Wolfam von Richtofen el responsable de la planificación del bombardeo de Gernika, años después fue ascendido a Mariscal de Campo, teniendo la responsabilidad del estudio y planificación de los bombardeos sobre Rotterdam, Varsovia, Belgrado, Creta y Stalingrado. 

El primer avión apareció hacia las cuatro de la tarde y al cabo de unos quince minutos tuvo lugar la primera oleada. Interviniendo aviones Heinkel 111 y Junker 52, de bombardeo; y Heinkel 51 de caza y ametrallamiento. La Legión Cóndor de la Luftwaffe alemana convirtió a los habitantes de Gernika en conejillos de indias. Los alemanes querían saber como reaccionaba una población al ser brutalmente atacada. Fue un ataque exclusivamente sobre la población civil, destruyeron sus casas con bombas incendiarias y se ametralló a las personas en el mercado y en las carreteras mientras la gente huía despavorida intentando refugiarse. 

Fue un experimento minuciosamente diseñado para causar terror en la población y para que fuera noticia del ataque en todo el mundo, en particular la noticia también pretendía atemorizar a la ciudadanía inglesa. Los aviones ametrallaban a muy baja altura a la gente… Nunca se ha llegado a saber las cifras oficiales de víctimas y no hay datos fiables sobre el número exacto. El historiador hispanista Hugh Thomas dice que las versiones hablan de entre 1000 y 1.600 muertos, estimando que la cifra más probable sea de mil muertos. El 70% de los edificios de la ciudad fueron totalmente destruidos por el incendio que no se pudo apagar hasta el día siguiente y un 20% gravemente dañados. Joseba, un superviviente comenta:


—Yo era un niño, recuerdo con toda claridad como los aviones bajaban ametrallando a los que íbamos corriendo por la carretera, todos huíamos, mujeres, niños aterrados por el zumbido de los motores y el ametrallamiento… el bombardeo duró más de cuatro horas, se prolongó hasta ocho y cuarto de la tarde…

La Luftwaffe, tomó la iniciativa de bombardear Guernica por cuenta propia. Los aviones Junker alemanes de la Luftwaffe realizaron un bombardeo-alfombra para destruir a la población civil, pero de hecho coincidía un doble objetivo, atemorizar a las población civil y también como objetivo militar con el propósito de cortar la retirada y el aprovisionamiento a las tropas del Frente Popular en la campaña de Vizcaya.

Alemania utilizó los efectos del bombardeo como arma política en la guerra fría que mantenía con Inglaterra y les interesó que la prensa mundial exagerase los resultados. Así, Guernica habría sido una especie de ensayo de lo que luego sería la Segunda Guerra Mundial. En los juicios de Nuremberg, el entonces mariscal de la Luftwaffe, Hermann Goering declaró:

—"La guerra civil española dio una oportunidad de poner a prueba a mi joven fuerza aérea, así como para que mis hombres adquirieran experiencia".


Pero gracias a ser clasificado como "ataque a la población civil", la repercusión internacional que alcanzó este bombardeo unido a su utilización propagandística, ha hecho que sea una masacre mundialmente conocida y considerada como un icono anti bélico.


Pero el hecho de que se pudiera difundir por todo el mundo fue gracias al corresponsal de guerra George Steer, de 27 años llegó a Gernika horas después del bombardeo y esa misma noche cablegrafió su reportaje de todo lo que había visto durante el bombardeo de Gernika, publicándose a la mañana siguiente en The Times y The New York Times y fue reproducido por la prensa de muchos países. Este artículo fue el que alertó al mundo y dio lugar, consecuencia de la información de Steer en la prensa mundial, a manifestaciones de protesta en las calles de Londres y Nueva York, que obligaron a una contraofensiva propagandística de los fascistas españoles, la Alemania nazi y la Italia fascista. 




En estos países la prensa y la radio despotricaron contra las «hordas bolcheviques» que, según ellos, habían incendiado Gernika antes de evacuarla. Sus mentiras fueron rápidamente refutadas por el testimonio de ese periodista. El relato que la historia retuvo es el de George Steer, que tiene una calle dedicada en Gernika, donde además, en abril de 2006, se inauguró un busto suyo.


Aunque meses después, la maquinaria propagandística del ejército fascista de Franco y de la Alemania de Hitler convirtieron a los propios guerniqueses en culpables de la destrucción de Guernica, sus noticiarios difundieron que la destrucción de la villa fue un hecho provocado por los propios republicanos que en su huida y, ante el avance de las tropas de Franco, practicaron la política de tierra quemada.

El reconocimiento de la participación alemana en el bombardeo de Gernika no llegó hasta 1997, cuando el presidente Roman Herzog envió una carta a los sobrevivientes, admitiendo que Alemania había estado involucrada en el ataque de la ciudad de Guernica en 1937. Este acto simbólico fue el resultado de la labor llevada a cabo por muchas personas e instituciones, fue el resultado de innumerables gestiones, de esperanzas y frustraciones. Hoy Gernika está hermanada con la ciudad alemana de Pforzheim, en el estado de Baden-Württemberg, ciudad bombardeada por la RAF inglesa en la que murieron 17.600 personas.

Desgraciadamente estamos en la España que sigue siendo el brazo del franquismo institucionalizado. Gracias al Partido Popular subsisten muchos de los símbolos que enaltecen gestas nazis en nuestro territorio, tampoco los socialistas han tenido el coraje de combatir los símbolos franquistas que deplorablemente existen en nuestro país. Ahora a petición del PSOE al Estado alemán, 75 años después del bombardeo de Gernika, el Esado alemán, en el pasado mes de abril del 2012, ha decidido quitar la placa de homenaje a la "Legión Condor" que existía en el Cementerio de la Almudena de Madrid.




Pocos días después de comenzar la Guerra Civil Española, el que fuera presidente de la República, Manuel Azaña, firmó un decreto por el que nombraba director del Museo del Prado a Pablo Ruiz Picasso. La fecha exacta fue el 19 de septiembre de1936. Picasso nunca ejerció realmente como director de la entidad y nunca tomó posesión del cargo, pero en cualquier caso, nominalmente el cargo fue suyo hasta el final de la contienda nacional, en 1939. Picasso solía bromear sobre este punto diciendo que la cuestión de su cargo en el museo no estaba del todo clara ya que nunca lo habían destituido oficialmente.

A principios de enero de 1937, Picasso recibió la visita de una delegación española formada por el director general de Bellas Artes Josep Renau, el arquitecto Luis Lacasa, y los escritores Juan Larrea, Max Aub y José Bergamín. El propósito de los visitantes era solicitar su colaboración para el pabellón español de la proyectada Exposición Internacional de París. El encargo consistía una pintura mural que cubriera un espacio de 11 x 4 metros. Pero Picasso fue demorado varios meses a causa de la complicada situación personal entre tres mujeres: su esposa, Olga; su antigua amante, Marie-Thérèse, madre de su hija Maya, y su amante más reciente, Dora Maar.

Picasso aceptó y en enero de 1937 completó la primera lámina de una serie de aguafuertes, de la que se hizo una edición limitada de 1.000 ejemplares destinados a ser vendidos en la exposición: los beneficios obtenidos se destinarían íntegramente a la causa republicana. Para la realización del mural, la fotógrafa Dora Maar, consiguió un estudio en la Rue des Grandes Augustins, que fue alquilado por Picasso y cuyo amplio ático fue transformado en estudio.


En palabras de Josep Lluís Sert, el arquitecto que diseñó el pabellón español de la Exposición Internacional, testificó que a Picasso se le pagaron, como a todos, sólo los colores, las telas, los bastidores, los marcos, el transporte, cantidades mínimas. El trabajo en sí fue una donación del artista, porque todos se habían ofrecido a colaborar con la República. Sin embargo Picasso recibió de la República española 150.000 francos, una cantidad simbólica en concepto de gastos. Una nota firmada por Max Aub, encargado de gestionar la colaboración de Picasso, fechada el 28 de mayo de 1937 y dirigida al embajador Luis Araquistáin, acredita este pago.


Gracias a este recibo permitió al Gobierno español reclamar la propiedad del cuadro. Hasta el año 1980 el Guernica estuvo “confiado/retenido” en The Museum of Modern Art (MOMA), de Nueva York. Por primera vez en una carta enviada al director general del Patrimonio, Javier Tusell, confirmaba la intención de devolver a España el cuadro Guernica, de Picasso, y los 57 bocetos y dos óleos, variaciones sobre el tema, que le acompañan. «Respetando los derechos morales de los herederos de Picasso dicen en la carta, escrita en inglés, «el Museo de Arte Moderno de Nueva York se reafirma en su disposición de entregar a España el Guernica y las obras que le acompañan. La carta está firmada por Richard Oldemburg, director del Museo, y el señor Rubin.

En el Guernica se muestran las tragedias de la guerra y el sufrimiento que se inflige a los individuos, sobre todo a la población civil inocente. En este trabajo, por su simbolismo, se ha ganado un estatus monumental, convirtiéndose en un perpetuo recordatorio de las tragedias de la guerra, símbolo contra la guerra y la encarnación de la paz. Al finalizar el Guernica se exhibió en todo el mundo en un breve recorrido, llegando a ser famoso y aclamado. Este viaje ayudó a concienciar en todo el mundo del atropello humano de la guerra civil española.



GERNIKA RECLAMA LA OBRA DE PICASSO

El año pasado, en el 2011 se cumplió el trigésimo aniversario del traslado del célebre cuadro Guernica desde el Museo MOMA de Nueva York a Madrid y, al igual que entonces, la reivindicación para que la obra pintada por Pablo Picasso repose en Gernika-Lumo sigue vigente debido a que las autoridades españolas no acceden a ello. Treinta años después de que la obra del artista malagueño llegara a Madrid, el Consistorio vizcaino realizó un acto para solicitar, una vez más, el derecho de su pueblo a cobijarlo como "reconocimiento del sufrimiento de sus víctimas”.

En el acto reivindicativo uno de los supervivientes de aquella masacre que inspiró a Picasso, Luis Iriondo, recordó que, aunque se argumenta que la voluntad de Picasso era que "cuando volviera la república el cuadro volviera al Museo del Prado”, la república no ha vuelto y el cuadro no está en el Museo del Prado sino, curiosamente, en un museo con nombre de reina". El alcalde de Gernika, José María Gorroño, aseguró no entender "cómo el gobierno de Madrid, esté en manos del PP o del PSOE, no tenga la voluntad política de reconocimiento hacia las victimas de Gernika.

EL GUERNICA: SIMBOLISMOS



El Gernika se enmarca dentro de la pintura cubista. Está pintado en colores blanco, negro y una gama de grises. El GerniKa es un óleo sobre lienzo, con unas dimensiones de 3,50 x 7,80 m. A pesar de su título, y de las circunstancias en que fue realizado, no hay en él ninguna referencia concreta al bombardeo de Gernika ni a la Guerra Civil Española. No es, por lo tanto, un cuadro narrativo, sino simbólico. La estructura del cuadro es semejante a la de un tríptico, cuyo panel central está ocupado por el caballo agonizante y la mujer portadora de la lámpara. Los laterales serían, a la derecha, la casa en llamas con la mujer gritando, y, a la izquierda, el toro y la mujer con su hijo muerto. El del tríptico no es, sin embargo, el único principio de ordenación espacial presente en el Gernika.

Picasso utiliza en el Gernika una composición de elementos y simbologías propias, las cuales están presentes en muchas de sus obras: el toro, el caballo y la paloma forman parte de su obra. Para entender lo que representan hay que comprender la personalidad del pintor, ya que es posible que, para la gran mayoría de la gente un caballo puede inspirarle nobleza, mientras que el toro a su vez, viene a ser algo bien distinto, como violencia o muerte, pero para Picasso significan lo contrario. Para un aficionado a la cruel costumbre de la lidia de toros, el toro es el protagonista de la "fiesta" y el que provoca alegría y satisfacción, y el caballo con su picador, es el enemigo del toro. El toro en su obra se puede encontrar representado como minotauro, algo muy frecuente en su pintura, y en ocasiones como victima herida y ciega. En el cuadro el toro representa, con toda probabilidad, al pueblo español en su padecimiento.


Las figuras están organizadas en triángulos, de los cuales el más importante es el central, que tiene como base el cuerpo del guerrero muerto, y como vértice la lámpara. En el cuadro aparecen representados símbolos que yo resumo en los siguientes:

Toro.
Aparece en la izquierda del cuadro, con el cuerpo oscuro y la cabeza blanca. Con la cara medio girada parece mostrarse aturdido ante lo que ocurre a su alrededor. Al ser preguntado sobre el simbolismo del toro, Picasso indicó que simbolizaba "brutalidad y oscuridad". Se ha indicado también que la figura del toro, como en otros cuadros anteriores de Picasso (como la Minotauromaquia de 1935), puede ser, en cierto modo, un autorretrato del propio artista.

Madre con hijo muerto.
Se sitúa bajo el toro, como protegida por él, con la cara vuelta hacia el cielo en una expresión o grito de dolor. Su lengua es afilada como un estilete y sus ojos tienen forma de lágrimas. Sostiene en sus brazos a su hijo ya muerto. Los ojos del niño carecen de pupilas, ya que está muerto. El conjunto iconográfico pudiera ser una representación esquemática de la "Pietà", de Miguel Ángel en que la Virgen María está sosteniendo en sus brazos a su hijo muerto.

Guerrero muerto.
En realidad, sólo aparecen los restos de la cabeza, brazo completo o antebrazo derecho y antebrazo izquierdo. Un brazo tiene la mano extendida. El otro brazo sostiene una espada rota. Siendo la espada símbolo de la agresividad, la espada rota representa la destrucción de dicho factor.

Flor
Junto a la espada rota aparece una flor, que puede interpretarse como un rayo de esperanza dentro de ese panorama descorazonador. Frente a la desolación de la destrucción siempre renace y florece la vida.

Bombilla.
Es una de las imágenes que más intriga despierta, imagen ubicada en el centro del cuadro. Se puede relacionar el símbolo bombilla con bomba, o de la luz que explota y todo lo cubre. Se ha dicho que ésta simboliza el avance científico y electrónico que se convierte en una forma de avance social pero al mismo tiempo en una forma de destrucción masiva en las guerras modernas. El bombardeo de Guernica pudo ser una prueba de esta tecnología.

Caballo.
Ocupa el centro de la composición. Su cuerpo está hacia la derecha, pero su cabeza, igual que la del toro, se vuelve hacia la izquierda. Adelanta una de las patas delanteras para mantenerse en equilibrio, pues parece a punto de caerse. En su costado se abre una herida vertical y está, además, atravesado por una lanza. Tiene la cabeza levantada y la boca abierta, de donde sobresale la lengua, terminada en punta. Su cabeza y su cuello son grises, el pecho y una de sus patas de color blanco, y el resto de su cuerpo está recubierto por pequeños trazos.

Mujer arrodillada.
Otra versión es que la mujer está herida y se acerca a la yegua para descansar de sus heridas. La pierna de la mujer que camina hacia el centro está visiblemente dislocada y cortada, con una hemorragia que trata de frenar inútilmente con su mano derecha, por lo que lleva la pierna arrastrada y ya medio muerta. Tal descripción es reforzada por la coloración blanquecina del pie que arrastra en comparación al otro que conserva un color más fuerte, y también comparándolo con los desmembrados miembros del soldado, que yacen con la misma coloración, significando probablemente la pérdida de sangre. La hemorragia de alguna manera se puede deducir en un sombreado oscuro que parece justo en la articulación dislocada de la pierna de la mujer.

Mujer del quinqué.
Ilumina la estancia con una vela y avanza con la mirada perdida, como en un estado de shock. Esta mujer se interpreta como una alegoría fantasmagórica de la República. Tiene su otra mano aprisionándose el pecho justo entre sus dos senos, que salen a relucir a través de la ventana.

Hombre implorando.
Un hombre mirando al cielo como rogando a los aviones que dejen de bombardear, está inspirado en el cuadro de Goya El tres de mayo de 1808 en Madrid. Es la forma artística de decir «basta de guerras».
Lluís Busom i Femenia

DOCUMENTACIÓN:
Guernika - Museo de la Paz

MOMA The Museum of Modern Art

Grupo escolar de la clase CM2-A
Lycée Condorcet de Sidney

MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFIA

GOOGLE
 ha ordenado y clasificado todas las entradas de mi blog. 
Primero por fechas y después por títulos.
Para verlas hay que poner:
site:luisbusom.blogspot.com
Para verlas sólo hay que clicar el link de más abajo,
una vez abierta la página a la izquierda tiene varias opciones, entre ellas,
las imágenes que he utilizado en cada escrito.



OTROS ESCRITOS


METEORA
El valle de los gigantes



MERCADOS SECRETOS
Masakatos & Kikagatis



CASA CURZIO MALAPARTE
“Una casa come me”



CUZCO
El ombligo del mundo



GUATEMALA
Ciencia inmoral



FOREVER MARILYN
La memoria dispersa.



ORIANA FALLACI
Me enamoré de las palabras.



Y SÍ LOS BUENOS, NO FUERAN LOS BUENOS?  






GAUDÍ, CORDURA, ARREBATO Y GENIO





EL IMPENETRABLE (Chaco argentino)
Buscando una mentira.. encontré una verdad.




EL CUARTO ESTADO
La inversión de los factores.





CUERPO DE GRIFÓ
La dualidad España/Catalunya





RECUERDOS, NARRACIONES


EL VALOR DE UN JUGUETE
Historia infancia.





DIÁLOGOS CON EL PSIQUIATRA 
El gato escondido que llevo dentro





EL AMIGO GATO





LA CAJITA JAZMÍN  
Recuerdos de infancia










2 comentarios:

  1. Maravilhosa postagem!!!
    Sou artista e fâ de Picasso. Sou admirador da obra Guernica por tudo que ela significa.
    Parabéns!

    ResponderEliminar
  2. Me ha emocionado ver este testimonio de una empresa guerniquesa que conoci y que tengo inventariada en mi Historia Industrial de Gernika-Lumo en elaboracion. Tambien me ha servido para conocer algo que intuia, que los Gandarias fueron accionistas de la misma. Soy biografo de la familia. mi email. etxator@hotmail.com

    ResponderEliminar